Deporte, Salud

CBD y Recuperación de lesiones III

recuperación de lesiones 3

Tras la pertinente visita al traumatólogo, me confirma que además de la inflamación de la rodilla, también sufro un edema óseo provocado por el impacto en la caída.

¿Qué es un edema óseo?

Un edema óseo es una inflamación o lesión en la zona de la rodilla llamada medular. Este tipo de  lesiones se pueden producir por varias causas. Una de las causas más frecuentes es la contusión ósea o edema medular postcontusional (como es mi caso). 

Normalmente se produce por una contusión entre el cóndilo y la meseta tibial lo que produce una microfractura en la parte interna de la rodilla, y una posterior reacción inflamatoria.

¿Y ahora qué?

El traumatólogo me sugiere un tratamiento conservador para tratar el edema óseo en la rodilla, que incluye descarga articular y antiinflamatorios. En mi caso y después de consultarle, me recomienda que siga con el tratamiento inicial: hielo, bálsamo Dolorcann, y continuar con el aceite de CBD Full Spectrum del 20% que aporta enormes beneficios analgésicos y antiinflamatorios, acompañado de sesiones de fisioterapia. El objetivo es mejorar los síntomas, en un período que puede extenderse a cuatro semanas.

Tratamiento de descarga

Tras casi una semana estando prácticamente en reposo absoluto, comienzo el tratamiento de descarga. El primer contacto es con la cinta del gimnasio, con la que comienzo a realizar caminatas progresivas durante 7 días, con una duración inicial de 15 minutos en el primer entrenamiento sin ningún tipo de inclinación.

Día tras día voy aumentando la duración e inclinación de la cinta hasta llegar a los 60 minutos caminando. La mejoría es notoria pero aún sigo con muchas molestias que se acrecientan al subir y bajar escaleras (sobretodo al bajarlas). 

Recuperación activa

Entrada la tercera semana, las sesiones de masaje con mi fisoterapeuta sumados al hielo, el bálsamo Dolorcann, y el aceite de CBD Full Spectrum del 20% van haciendo su trabajo a la perfección.

Comienzo a trabajar ejercicios de fuerza para fortalecer la rodilla con poco peso y voy subiendo paulatinamente. Lo acompaño con sesiones de bicicleta elíptica de forma progresiva como hice con la cinta, hasta completar 1 hora de ejercicio.

De la bicicleta elíptica ya hablaremos en algún momento porque merece un capítulo aparte. Siempre ha sido mi mejor aliado para recuperarse de lesiones al no producirse ningún tipo de impacto al entrenar en ella, y además me ha sido de mucha utilidad para preparar carreras de media-larga distancia para coger resistencia.

La verdad es que ya ha pasado casi un mes desde la caída, y tengo un gusanillo enorme por volver a correr. A esto hay que sumarle que uno de mis amigos quiere que corra un pequeño trail con él y le haga de liebre…… 

Iván Hernández

Corredor aficionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *